Maluma Dice “Hagas lo que hagas, unos te amarán y otros te odiarán”!!

maluma-hagas-lo-que-hagas-unos-te-amaran-y-otros-te-odiaran-211x300-1

El artista urbano Maluma –Ma por Marli, su madre; Lu por Luis, su padre; Ma, por Manuela, su hermana– es el músico latino más seguido en las redes sociales –cuenta con más de 16 millones de seguidores en Instagram, 20 millones en Facebook, 2,5 millones en Twitter y 800 millones de reproducciones en YouTube– se codea con luminarias como Ricky Martin, Shakira, Carlos Vives, y recibe nominaciones a los Grammy, gana premios MTV; es considerado por muchos el futuro de la canción en español para jóvenes, diseña sus propias colecciones de moda y hasta tiene su propia fragancia; total, los factores que hacen hoy a una estrella masiva. El colombiano se define a sí mismo con el título de su más reciente disco, ‘Pretty boy, dirty boy’; o sea, el chico bonito y picante, “en contraste, en dualidad”, como dice él, “un romántico malicioso”.

Aunque tiene claro que la clave de su éxito es su autenticidad: “No existe diferencia entre Maluma y Juan Luis. Tal vez ésa es la razón por la que la gente me sigue”, ha explicado en una reciente entrevista a Ocio Latino. Eso, y claro, el “trabajo duro”: “Creo que trabajo tan duro, tan duro, todos los días que mi familia a veces se sorprende, mis amigos, mi entorno, las personas que me rodean… Pero yo creo que ésa es la clave: trabajar duro”. Pero también Maluma se ha tenido que enfrentar a todo tipo de rumores y acusaciones: ha desmentido que los inicios de su carrera fueran financiados con dinero del narcotráfico, también un buen puñado de affaires sentimentales, ha tenido que enfrentarse a los diretes por algunos dimes no demasiado políticamente correctos sobre las mujeres, ha sido supuestamente extorsionado por vídeos íntimos… Pero él sigue a lo suyo, con su lema: “Hagas lo que hagas, unos te amarán y otros te odiarán. Sólo sé tú”.

Y con sus canciones, que buscan retener el crédito callejero del reggaeton primigenio pero satinado con su voz suave y sus estribillos superpop, coescritos por él mismo. Maluma también dijo durante la entrevista a Ocio Latino sentirse muy cómodo al ser uno de los artistas más deseados tanto entre el público femenino como el masculino, ya que respeta enormemente a la comunidad homosexual y se siente en deuda con ella debido al cariño y apoyo que siempre le ha mostrado.

“No me sorprende (ser el objeto de deseo de muchos hombres). He tenido oportunidad de cantar en diferentes clubs gays en Latinoamérica, y tengo un gran respeto por la comunidad gay. La igualdad es algo por lo que se ha luchado mucho y no entiendo la discriminación por sexo, raza o religión. No soy gay, pero me siento muy agradecido: el cariño es cariño siempre. Yo soy tan cariñoso gracias a los valores que me ha enseñado mi familia”, reconoció el artista. Sin embargo, Maluma reconoce que él tampoco es ningún “santo” porque tiene un punto de “malicia” que le ha hecho ganarse el apodo de ‘Dirty Boy’.

“Las palabras sobran. A mis 21 años soy un joven como cualquier otro al que también le gusta la malicia. Es normal, tampoco soy un santo. Yo creo que ese es el equilibrio perfecto entre ser un hombre y tener esa malicia que le gusta a las mujeres”. El artista es muy unido a su familia y aseguró que ellos lo han mantenido con los pies sobre la tierra durante su camino a la fama. “Yo creo que la familia es el factor más importante en todo artista.